Dia Mundial del Ahorro de Energía

avatar
Guillermo Sender
21/10/2020

Día Mundial del Ahorro de Energía

Cada 21 de octubre la comunidad internacional conmemora el “Día Mundial del Ahorro de Energía con la idea de que nuestra sociedad tome conciencia sobre la necesidad en el ahorro de energía e incentivar un cambio de hábitos de consumo que permitan una mayor eficiencia en el uso de energía para el cuidado del medio ambiente.

Como sabemos, el consumo de energía implica el uso de recursos naturales, recursos derivados, sobre todo, de combustibles fósiles, como el carbón o el petróleo, que son limitados en nuestro planeta, y cuya extracción supone un elevado costo, no solo económico, sino también ambiental. A lo que tenemos que añadir el propio consumo energético que se lleva a cabo en la vida cotidiana, un hecho que nos obliga a hacer un uso racional de la energía y concientizar a la población de los beneficios que aporta y también de sus límites.

El cuidado de nuestro planeta se está convirtiendo en todo un desafío y ahorrar energía representa una responsabilidad colectiva. Resulta imperioso apostar por una forma de producir energía sostenible y segura que permita una drástica reducción de las emisiones de gases de efectos invernadero, esto, ha llevado a las energías renovables a ocupar un lugar protagonista entre la energía mundial.

Acciones urgentes para frenar el cambio climático

El sector de la energía es responsable de más de dos tercios de las emisiones mundiales. Para poder cumplir con los compromisos mundiales por el clima, la industria y los gobiernos deben tomar medidas para asegurar que esas emisiones alcancen su punto máximo lo antes posible y luego trabajar duro para reducirlas drásticamente.

Desde la IEA (International Energy Agency) ya demostraron, en su último informe, que es posible reducir en un tercio las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía para 2030, mediante políticas rápidas e inteligentes de los gobiernos que den a las empresas y a los inversores los incentivos y la claridad que necesitan para acelerar las transiciones a la energía limpia. Para todo ello, se necesita un fuerte respaldo político que haga posible la inversión en las tecnologías y hacer que éstas sean más competitivas. La situación exige una gran coalición que incluya a gobiernos, inversores y empresas, comprometidas genuinamente con tomar medidas concretas para reducir las emisiones globales.

Apostar por edificios sostenibles

Sabiendo que los inmuebles consumen alrededor del 40% de la energía, si queremos reducir la demanda energética, también tenemos que apostar necesariamente por edificios sostenibles que consuman menos. En este sentido, la Unión Europea aprobó una normativa que obligará, a partir de 2021, a que todos los edificios de obra nueva o rehabilitados sean energéticamente eficientes y, en el caso de obra nueva, disponer de energía renovable. Sin duda, más allá de construir todas las nuevas edificaciones bajo los estándares de consumo casi nulo, la rehabilitación de las viviendas es otro de los grandes retos para cumplir con los objetivos de ahorro energético marcados por la UE.

El reto del ahorro ha de ser un desafío al que hagamos frente, entre todos, los 365 día del año. Por nuestra parte, Arvin, día a día, proyecto a proyecto, busca demostrarle a nuestros clientes, la importancia de una inversión inicial en estrategias y tecnologías sustentables, para obtener una vivienda que ayude a mitigar el déficit de nuestro planeta, y a su vez, genere sostenibilidad en su mantenimiento, ya que como sabemos, los costos relacionados al consumo energético y al aspecto térmico de la vivienda , son muy altos en nuestro país. Sabemos que al cliente le cuesta dimensionar el costo/beneficio de la inversión inicial cuando no se ha tenido una experiencia previa, pero estamos para asesorarlos y demostrarles que una vivienda bien orientada y ventilada desde el proyecto, y el uso de las tecnologías que hoy nos ofrece fácilmente el mercado, dan como resultado un clima agradable durante todo el año y una reducción  considerable en costos de servicios. Todo esto se corona, con la satisfacción de saber que estamos colaborando con nuestro medioambiente, sin agotar las energías no renovables y recuperando las aguas grises y de lluvia, para así también, disminuir el uso de agua potable, para consumo doméstico.

Te gustaría ser el protagonista de una vivienda pasiva? Estas son algunas de nuestras propuestas para ayudarte a sumar tu granito de arena.

-Utilización de equipos (calefacción, aire acondicionado, ascensor…) que ahorren energía eléctrica y utilicen refrigerantes de última generación.

-Aparatos que controlen y limiten su uso.

-Utilización, siempre sea posible, de luz natural.

-Mejorar/optimizar la protección y el aislamiento térmico.

-Ventilación natural.

-Sanitarios que economicen el agua.

-Iluminación de bajo consumo.

-Fomento del reciclaje y de la reutilización de materiales, incluido su transporte a un punto limpio cuando acaba la vida útil del producto.

-Apostar por el uso de energías renovables.

En este día, son muchas las organizaciones, asociaciones o instituciones que desarrollan actividades destinadas al ahorro energético: campañas, foros, talleres, seminarios, guías para el uso adecuado de la energía, juegos infantiles con la temática, presentación de libros y folletos, rescate de espacios físicos, eventos culturales, elaboración de murales ecológicos, vídeos y campañas de concientización, entre otras.